El pueblo

Historia(12/13)

A principios del siglo XX, se dieron los primeros pasos en Bermeo para el cambio del mundo tradicional al industrial. Bermeo era la tercera población en número de habitantes, tras Bilbao y Barakaldo.

Desde el punto de vista económico, la sociedad bermeana se hallaba dividida en tres grupos: los pescadores, los terrestres y los labradores. En el grupo de pescadores se incluyen los patrones, armadores y marineros, con sus diferencias según la edad, pero con un gran sentido de solidaridad derivado del duro trabajo de la mar. Era muy importante el papel que cumplían las mujeres en las familias arrantzales: reparación de redes, venta de pescado, trabajo en fábricas de conserva. Dentro del grupo de terrestres, tenemos a los artesanos, comerciantes, tenderos, abogados, médicos, religiosos, empleados, etc. Por último, dentro del campesinado, la mayoría tenía que pagar una renta por la vivienda y tierras. Pero, en el siglo XIX, en los nuevos caseríos construidos tras la venta de terrenos públicos, la mayoría de los campesinos eran propietarios.

En 1912, un luctuoso suceso ensombreció Bermeo. Una triste tarde de agosto, todos los arrantzales del Cantabrico habían salido a la mar cuando se formó una terrible galerna, causando la muerte a 140 hombres, de ellos, 116 eran bermeanos.

Tras la primera república y la segunda guerra carlista, se impuso el sistema político de restauración. La oposición política principal estaba en manos de los partidarios del caciquismo y los contrarios del mismo. En éste sentido, es de subrayar el rol del nacionalismo vasco, que tomó el liderazgo en contra del caciquismo. Con el establecimiento del sufragio universal, según iban transcurriendo los años, el nacionalismo vasco llegó a ser la primera fuerza política en Bermeo.

En tiempos de la dictadura de Primo de Rivera, fueron prohibidas las actividades nacionalistas vascas, y las expresiones vasquistas se limitaron sólo a las culturales. Durante la segunda república española, el nacionalismo vasco tomó nuevamente la primacía política, por encima de otras opciones. Son de señalar en ésta época, el primer sufragio para las mujeres en 1933 y la inauguración del nuevo batzoki en 1934.

En 1803, los barrios de San Pelaio y Zubiaur iniciaron sus intentos para desvincularse de Bermeo y anexionarse a Bakio. El gobierno revolucionario de 1820 les estimó su solicitud, pero, en 1823, tuvieron que volver nuevamente a Bermeo. De todas formas, los intentos de éstos dos barrios continuaron en 1834, 1845, 1856, 1882 y 1894. El último intento, el de 1925, dió sus frutos y lograron desanexionarse de Bermeo. La resolución se adoptó en octubre de 1927.

Aunque Bermeo interpuso recurso en contra no consiguió nada, y, la resolución final, se dió en julio de 1932.

Bajo la dictadura de Franco, se establecieron las organizaciones fascistas en el pueblo, con el control de funcionarios, expulsiones de trabajadores y la represión que ello conlleva.

En las sucesivas elecciones celebradas tras la muerte de Franco, el nacionalismo vasco en sus diferentes ramas ha salido siempre victoriosa.

 

 

Historia (11/13) Historia (13/13)

  • Citas
  • Volante de empadronamiento
  • Volante de convivencia
  • Expedientes económicos
  • Deporte on-line
  • Recibos de basura
  • Multas
  • Matrículak
  • Plusvalías
  • Tributos municipales

Bermeoko Udala

010 (94 617 91 00)
Arana eta Goiri tar Sabinen
enparantza z/g
48370 Bermeo - Bizkaia
antolakuntza@bermeo.eus

bikain ziurtagiria WAI-AA WCAG 1.0