Prentsa

Prentsa

Nada de actividades al aire libre en Cantabria

El humo generado por los graves incendios de Galicia y Asturias llegó ayer a Euskadi. Impulsada por el viento del oeste, una suerte de neblina con olor a quemado viajó hasta 400 kilómetros y entró en el País Vasco a primeras horas de la mañana, después de dejarse sentir con más intensidad en Cantabria. La nube fue visible en localidades como Bermeo y Ondarroa, por donde pasó de manera bastante leve. Quienes si la pudieron percibir con mayor intensidad fueron los guipuzcoanos, en cuya capital se instaló durante parte de la jornada.

¿Cómo es posible que el humo solo rozara Bizkaia y dejara más huella en los territorios limítrofes' ''Conforme la nube se aleja del foco, cae de altitud'', explica Margarita Martín, responsable de Aemet en Euskadi. Eso hizo que el olor a quemado procedente de Galicia se instalara en Gipuzkoa. ''El viento sur nos ha protegido hasta ahora, desplazando la nube de cenizas hacia el mar. Pero al girar al noroeste, ha cubierto el Cantábrico'', añade la experta de la agencia meteorológica.

A las dos y veinte de la tarde, SOS Deiak alertaba de la presencia de la nube en su cuenta de Twitter: ''Si se percibe humo, el origen es el de los incendios de Galicia y Asturias'', advertía. Los bomberos también instaban a la calma y recordaban que el 112 era ''solo para emergencias''. Sin embargo, apenas pasó de ser una anécdota entre los vizcaínos.

''No había fuego''

No obstante, la preocupación estaba justificada, ya que Euskadi se encuentra en alerta extrema por riesgo de incendios. ''Llevamos desde el viernes con viento sur y todo se ha secado'', apunta Margarita Martín. Por eso, en Bermeo hubo vecinos que temieron que el ''olor a quemado'' procediera de algún monte cercano. ''Hubo un par de llamadas de la zona de Sollube durante la mañana, pero no había ningún fuego'', explicó la Policía Municipal. Ya durante la tarde, la nube se disipó por completo.

Algo parecido ocurrió en Ondarroa. Sobre las tres de la tarde, una ráfaga de viento arrastró el olor a Los vecinos de Santander y localidades como Comillas, Cabezón de la Sal, Laredo o Castro Urdiales, donde varios vecinos llamaron a la DYA, se toparon ayer por la mañana con un denso olor a quemado y el cielo oscurecido por una nube procedente de los incendios de Asturias. Y también del propio territorio, quemado a la localidad. ''Iba y venía a rachas, aunque no ha sido nada alarmante'', explicaba una vecina. De hecho, la guardia urbana no recibió ni una sola llamada.

Partículas

En otros municipios costeros, como Santurtzi y Getxo, ni siquiera se avistó rastro de humo, y en Bilbao tampoco, salvo por un pequeño fuego ocurrido en una zona de maleza en el extrarradio. Por el contrario, en San Sebastián se vivía una estampa más propia de Londres 'en las islas británicas precisamente el humo de los incendios de Galicia y ya que Cantabria se vio afectada por nueve fuegos 'se supone que la mayoría provocados', de los cuales siete estaban anoche extinguidos. A esas horas preocupaba en especial un incendio en Vendejo, en Liébana, que se desarrollaba cerca de varias casas y naves ganaderas. El Gobierno regional recomendó durante toda la jornada ''no salir a la calle'' a las personas con problemas respiratorios e instó a la ciudadanía en general a no realizar actividades y ejercicios físicos al aire libre. Portugal llegó durante la tarde de ayer arrastrado por los restos del huracán 'Ophelia''. La capital donostiarra se mostró sobre las dos de la tarde afectada por una fina cortina de partículas de ceniza en suspensión, que también se hizo patente en localidades más orientales como Renteria. Por suerte, en todo el territorio no se registró problema alguno, más allá de las molestias por el olor a quemado.

''El año pasado ocurrió algo parecido con un incendio en Huesca. El viento del este trajo entonces hasta Euskadi el humo'', recuerda Martín, que ayer también percibió el olor a madera quemada en la capital gipuzcoana. Y no fue la única: las redes se llenaron de fotos de la 'bruma' por distintos puntos de Gipuzkoa. Los bomberos estuvieron pendientes de su evolución.

La experta de Aemet tampoco descarta que este tipo de episodios puedan repetirse en los próximos días en función de la evolución de los incendios en territorio gallego y asturiano. ''Lo bueno es que lloverá en Galicia, mejorando las condiciones para extinguir el fuego'', explicó. Los focos de mayor intensidad del fuego eran claramente visibles en el Meteosat: ''Para apagarlo harían falta 60 litros por metro cuadrado?', sostiene.

EL CORREO

17 / 10 / 2017

Beste barriak

Bermeoko Udala

010 (94 617 91 00)
Arana eta Goiri tar Sabinen
enparantza z/g
48370 Bermeo - Bizkaia
antolakuntza@bermeo.eus

Certified iqnet management system AENOR. Empresa registrada bikain ziurtagiria WAI-AA WCAG 1.0